• Home
  • Ciclismo
  • MTB
  • A Castañeda aún le queda “gasolina” después de 5 mil kilómetros
MTB

A Castañeda aún le queda “gasolina” después de 5 mil kilómetros

El antioqueño Jaime Castañeda ya lleva cerca de 5.000 kilómetros recorridos en bicicleta este año. Castañeda será una de las figuras del Clásico, en el que su equipo domina desde hace cinco años.

Castañeda MyBiike

Sin embargo, el corredor del equipo EPM-Tigo-Une sostiene que aún en sus piernas hay “gasolina” suficiente para rodar y buscar un nuevo triunfo en un evento en el que, además de divertirse al lado de su familia, aporta un grano de arena para el beneficio de personas necesitadas: el Clásico EL COLOMBIANO-Indeportes Antioquia-Movistar-Coldeportes Nacional.

El Bananero, como es conocido el corredor que nació hace 29 años en Chigorodó, confiesa que cuenta los días para hacer parte de la competencia, en la cual ha triunfado en cuatro oportunidades, dos en los últimos años. “Quiero seguir en racha en el Clásico, porque es muy bonito celebrar al lado de los seres queridos”, dice el esposo de Francis Álvarez y padre de Luciana.

Jaime, quien en la presente temporada ha logrado cinco victorias, indica que la fuerza para no desfallecer en el ciclismo, y más cuando se ha cumplido el 95% de la temporada, radica en la buena preparación y deseo de ser el mejor.

“Cuando me monto en una bicicleta por mi cuerpo recorre mucha adrenalina. Aumenta cuando faltan uno o dos kilómetros para la meta. Solo llega el deseo de querer ganar por el equipo, la familia y por uno mismo”, cuenta el velocista, quien gracias a sus cualidades es tentado por equipos europeo.

“Hay que tener cabeza fría para poder correr. Lo más duro en este deporte es cuando uno cree que está bien pero, de repente, te enfermas y empiezas a andar mal. Se sufre mucho, pero eso permite saber que se debe entrenar mejor para llegar más preparado a las próximas pruebas”, comenta el pedalista, quien confiesa que muchas veces ha tenido momentos de crisis, pero los ha sabido afrontar para no fallarle a su escuadra.

“Para muchos es mejor retirarse porque se deja de sufrir, pero cuando me sucede llega a mi mente el sacrificio de meses de entrenamiento, el esfuerzo de la familia y del equipo, que lo contrata a uno para competir y no para dejarlo tirado, entonces así sea con los arrestos hay que tratar de terminar por el honor”.

Y con esa fuerza interior Jaime se prepara para terminar el año con broche de oro. Además del Clásico le esperan los Juegos Nacionales. “El Clásico es muy lindo porque se comparte con gente de todas las edades. Para los jóvenes que apenas se inician mi mensaje es que con dedicación, constancia y disciplina solo se puede triunfar”.

El clásico le da vida a Álvaro

Una mañana, mientras dormía, el nieto de Álvaro Vásquez, Matías, se le acercó a despertarlo. Quería jugar con él, como de costumbre. Él, de 68 años, abrió los ojos y sonrió, pero sorpresivamente de su boca no salieron palabras. Por más que intentaba hablar parecía que su lengua, como dicen, se la habían comido los ratones. Su esposa Beatriz Fernández e hijos Andrés, Felipe y Pablo, preocupados, llamaron a los doctores, mientras a él, asustado y conmocionado, sus ojos no le brillaban igual, es más, se le encharcaron cuando le diagnosticaron que había sufrido un infarto cerebral. Pensó lo peor, no volver a ver a su familia como tampoco competir en el evento que espera con ansias para compartir con amigos, el Clásico EL COLOMBIANO, del cual, en sus 42 ediciones, siempre ha estado sin falta. Pero por esos milagros de Dios, como expresa, no tuvo que ser operado, el hematoma que tenía en el cerebro se diluyó con medicamentos. “El deporte y mi estilo de vida hicieron que no me fuera para el otro lado”, dice, mientras ríe, Vásquez. Debió guardar reposo, y aunque en un principio el médico le dijo que no podía hacer grandes esfuerzos, su fortaleza física y mental, le sirvió para recuperarse en tiempo récord. Ahora, cargado de energía, cuenta los días para volver a vestirse de cortos y acudir en su cicla a la fiesta del pedal que le da felicidad y le genera vida.

Múltiple campeona defiende título

Desde hace cinco años Yuliana Echeverry (tercera de izquierda a derecha) participa en las pruebas del Clásico EL COLOMBIANO, en ruta y ciclomontañismo.

Es la actual campeona del certamen y el próximo fin de semana espera defender su título en la ruta, como ya lo hizo en la prueba de cross country que se disputó en mayo en la pista de Quirama, en el Oriente antioqueño.

Para lograrlo se ha preparado fuertemente, entrena todos los días tanto en la bicicleta como en el gimnasio, pues quiere llegar en la mejor forma, ya que sabe que a pesar de ser una prueba con alto sentido social, cuenta con buenas rivales.

Desde el 2007, cuando vivió en Inglaterra y su medio de transporte era la bicicleta, Yuliana decidió no dejarla nunca más, por eso a su regreso al país empezó una rutina combinando el ciclismo de ruta y el ciclomontañismo.

No sabe cuál le gusta más, por eso los alterna y en la prueba rutera del Clásico estará acompañada por 11 amigas con las que conformó el equipo las ‘Monsters’, unas tesas en bicicleta.

Descubre Mas

La nueva Turbo Levo SL 2020, una bicicleta eléctrica para seguir amando la montaña

Felipe Jose Gomez

SABANA RACE LA UNICA CARRERA XC MARATHON EN LA SABANA DE BOGOTÁ.

Felipe Jose Gomez

El español Jordi Bago compartió sus conocimientos de MTB Enduro con riders de las principales ciudades en colombia

Felipe Jose Gomez

Dejar un comentario

Login

X

Registarsse