BMX

El BMX: Sus dos caras y la multiplicación de este deporte

Crece el talento colombiano, tanto en bicicrós como en freestyle. Pero los riders aseguran que, con apoyo, se puede llegar más lejos.

Freestyle: ‘El que no palea, no monta’

Cada sábado y domingo, a la media mañana, un grupo de al menos 30 jóvenes se reúne sagradamente, equipados con palas y bicicletas, para pulir las rampas y montículos de BMX Freestyle, en uno de los parques del barrio Pinares de Suba en Bogotá. La historia se repite aquí y allá, en Bosa, Abastos y Bolivia (Bogotá); en Cota, Sibaté y en más de una capital departamental. Bajo la consigna ‘el que no palea, no monta’, los aficionados a este deporte dedican al menos dos horas a pulir las pistas, antes de empezar a practicar sus trucos y acrobacias.

“Eso es –prácticamente– lo que hacemos como calentamiento. Después uno estira y ya está listo para montar”, dice Jair Ulloa, corredor de élite de BMX Freestyle, quien frecuenta los parques de Suba, en mayor medida.

BMX MyBike

La práctica de esta modalidad se divide en dos vertientes: Parque, donde los trucos se hacen sobre obstáculos o ‘paisajes’ urbanos; y Dirt, que se practica sobre obstáculos de tierra. “En Colombia, las mejores pistas de Dirt son ‘Guaduales’, que está en Cali y la de Armenia, que los riders conocemos como ‘Colanta’. En Bogotá, son parques públicos que mantenemos los mismos deportistas porque no hay clubes, como sucede en otros países”, explica Ulloa.

Y es que a diferencia del bicicrós, deporte olímpico, el BMX Freestyle no tiene una organización que lo agremie y lo dirija ni en Colombia ni en el mundo. Es una modalidad de práctica libre, en la que los riders disponen de un minuto para exhibir sus mejores trucos, con torneos son cambiantes que dependen en gran medida de unos patrocinadores para seguir existiendo. Y aún así, la afición a esta modalidad ha crecido de manera sostenida en Colombia. Cada año aparecen nuevas competencias –aunque otras se despiden como el Snickers Urbania en 2011– y hay más niños y jóvenes practicándolo.

La ventaja de ser un deporte extremo, atado a la cultura urbana desde su origen, vinculado con la música y la moda, despierta la atención de niños y adolescentes. Estos, gracias a su edad, más dispuesta a correr riesgos, más atenta para aprender, desarrollan destrezas en poco tiempo. “Los riders empiezan y suben de nivel rápidamente. Eso hace que la disciplina sea más exigente y haya que estar entrenando para competir y destacarse”, finaliza Ulloa.

El salto de Jair Ulloa

Empezó a practicar el BMX a los 10 años cuando una amigo le prestó una bicicleta para que intentara unas acrobacias en unos obstáculos armados con ladrillos. Participó en un torneo, por primera vez, a los 17 años en la localidad de Suba (Bogotá) en 2008, sin resultados prometedores. En 2008 mejoró su nivel y logró el segundo lugar amateur en el Festival de Verano de Bogotá. Se coronó campeón del Snickers Urbania en 2010. En 2011 ganó el Antioquia Extremo y en 2014 se llevó el título de ‘El Rey de la Tierra’ que se celebra en Cali. “Ahora estoy invitado a participar en un torneo en México, en enero de 2015, pero estoy buscando apoyo para poder asistir”, declara.

BMX torneos MyBike

El bicicrós puede pedalear aún más

Con un sonrisa que nunca se borra –bromeando por una video llamada que tardó casi diez intentos en lograrse– Steffy Gómez, corredora de bicicrós de Itagüí –hoy residente en Medellín–, habla sobre cómo se recupera de una lesión de ligamento cruzado que sufrió a comienzas de 2014, mientras practicaba este deporte. “Ha sido mi primera lesión dura en ocho años de carrera. Me volteó todos los planes del año, pero lo importante es que ya estoy bien. Volví a montar y ahora es cuestión de tiempo para empezar a recuperar la fuerza en la rodilla”, asegura.

Steffy es la campeona nacional en categoría élite de bicicrós y la segunda corredora más importante de esta modalidad de ciclismo para Antioquia –y quizás para Colombia–, después de Mariana Pajón. “De hecho, somos muy amigas. Nos formamos juntas en esta disciplina y yo tengo el orgullo de decir que siempre he tenido a mi lado a la campeona olímpica explicándome cosas. Mostrándome cómo manejar la bicicleta”, dice.

Tan amigas son que se atreve a decir que la medallista de Londres ‘se relajó’ durante la última prueba nacional y que por eso le pudo ganar. Pero más allá de esa impresión, el palmarés de esta corredora no es para nada desdeñable. Desde el año 2006, empezó a coleccionar las 11 medallas que hoy guarda entre sus trofeos y entre las que se destacan el haber ganado el acumulado nacional de la categoría en 2013, el campeonato nacional de 2012 y el Campeonato Internacional de las Luces en Medellín, que pronto será categoría UCI.

La antioqueña lleva casi 15 años compitiendo–y es una veinteañera todavía– gracias a lo cual ha sido testigo de la evolución del bicicrós en el país. “Cuando yo empecé, no había muchas niñas. Pero ahora, después del triunfo de Mariana, se han multiplicado en las categorías 16, junior y élite”, afirma.

Steffy Gomez BMX - MyBike

A diferencia del Freestyle, el bicicrós o BMX está regulado por la Unión Ciclística Internacional (UCI) y, por ende, se incluye dentro de los juegos mundiales, nacionales y departamentales. De ahí que haya un mayor número de escenarios para la práctica, si se compara con las modalidades urbanas. “Las mejores pistas están en Antioquia. Casi todos los municipios de acá tienen, pero la de mejor calidad es la de Medellín. También hay una muy buena en Timbío, Cauca, construida para unos juegos nacionales, pero es difícil desplazarse a entrenar allá”, dice Steffy Gómez.

Sin embargo, las pistas que dispone Colombia podrían catalogarse como de entrenamiento, pues no tienen las características de una Supercrós, más larga y con un partidor más alto (8 metros en lugar de 4 o 6), que es la utilizada en campeonatos mundiales y juegos olímpicos. Un aspecto que cambiará cuando Medellín termine de construir la pista ‘Mariana Pajón’ que se utilizará durante los mundiales de 2016 programados a realizarse en la capital antioqueña.

Aún así, en el mundo del bicicrós se sabe que, si bien es un deporte que le ha empezado a dar triunfos importantes, el país podría llegar aún más lejos con el impulso adecuado. Para los campeonatos mundiales, por ejemplo, los riders deben viajar a entrenar fuera del país por la falta de pistas supercrós, pero no todos están en capacidad de hacerlo. “Si como estamos hemos llegado lejos, imaginen lo que podríamos hacer con más apoyo: podríamos sumar más puntos en el ránking UCI y llevar más de un corredor a los campeonatos mundiales y juegos olímpicos”, finaliza Steffy Gómez.

Descubre Mas

Colombia presente en el Mundial de BMX en Bélgica

Juan Felipe Rivera

LAS GEMELAS VILLEGAS DANDO SU GRAN SALTO

Juan Felipe Rivera

Las tácticas en BMX

Juan Felipe Rivera

Dejar un comentario

Login

X

Registarsse