“Por supuesto que él tenía la última palabra”, aclaró el directivo de Soudal-Quickstep en su columna semanal

Patrick Lefevere ha restado importancia al papel del equipo a la hora de animar a Julian Alaphilippe a correr con una fractura de peroné desde Strade Bianche, y el director de Soudal-Quickstep describió que el ex campeón del mundo tiene “la última palabra” en su decisión de competir.

Alaphilippe reveló que había estado corriendo con una fractura en la cabeza del peroné en una entrevista con Le Parisien a principios de abril, reflexionando que “fue una decisión equivocada hacer eso” y “debería haberme cuidado”.