BMX

Padres que forman campeones 

Claudia Londoño y Carlos Mario Pajón son los padres de Mariana Pajón,  máxima figura mundial del BMX femenino. Ambos han sido deportistas, Claudia es disciplinada y ordenada, exigente con los horarios; a Carlos le gustan los retos, le encanta ganar, esta fue una entrevista que le realizamos a los papás de la hoy bicampeona olímpica.

Claudia y Carlos montan bici, aunque el deporte de Claudia durante años  fue la equitación. Empezó a correr en bicicleta por acompañar a su esposo quien llegó a competir  en mundiales de bicicross. Entonces el BMX se volvió parte de la familia Pajón.

Revista My Bike conversó con la mamá de Mariana Pajón, sobre los inicios de su carrera deportiva, los obstáculos que se le han presentado y lo que deben tener en cuenta los padres de hijos que practican bicicross para sacarle el máximo provecho a este apasionante deporte.

¿A qué edad comenzó  Mariana a practicar bicicross y por qué?

Mariana empezó alrededor de los 4 años a competir, porque su hermano mayor Miguel, también hacía bicicross, entonces se antojó y prácticamente nació en una pista. Para nosotros era como un juego no le habíamos dado tanta importancia, en realidad en un inicio teníamos la atención puesta en Miguel.

Empezamos acompañándola pero día a día nos dimos cuenta que eso era lo que ella quería, era obsesiva, no la sacaba nadie de una pista. Yo llegaba  a la casa a recoger a Miguel que se iba a entrenar y ya Mariana tenía el casco y los  guantes puestos, en ese momento comenzamos a ver su interés por este deporte.

Después fueron las competencias, no había casi niñas y empezó a correr con los niños de 5 y 6 años obteniendo buenos resultados, eso  la motivó. El primer mundial lo ganó a los 9 años en Argentina, para nosotros fue un logro gigantesco, de ahí para acá siguió cada año repitiendo los mundiales.

¿Cuáles son los momentos más difíciles que han tenido que afrontar en la carrera deportiva de Mariana?

Los momentos difíciles van ligados a sus accidentes, ha tenido muchas fracturas entre ellas algunas muy delicadas, tuvo también un golpe en un riñón muy duro. Hubo situaciones en las  que tuvimos que pensar si seguía o no.

Cuando Miguel tenía 13 años, Mariana tenía 10 años. Miguel se accidentó y se  tumbó varios dientes, le tomaron más de 10 puntos en la cara. Mientras Miguel estaba en la cínica, Mariana lloraba en la casa porque no la llevaba a entrenar.

Nos pusimos a pensar en que esto le puede suceder en una bicicleta o en otra cosa y por eso no la limitamos. Miguel se tuvo que retirar debido a ese accidente y seguimos apoyando a Mariana.

¿Cuál es la personalidad de un bicicrosista campeón?

Tiene que ser una persona muy fuerte mental y físicamente, muy disciplinado, porque el bicicross es continuo, si paras dos o tres días ahí mismo pierdes,

¿Qué tanto influyen los padres en el rendimiento deportivo de sus hijos?

El bicicross casi que es un deporte de familia. Se inicia a edad muy pequeña y definitivamente un niño va orientado por sus papás. Lo primero que es muy importante es que el niño escoja el deporte que le gusta. Ya cuando se decide por el bicicross no basta con ir y dejarlo y recogerlo, sino hay que acompañarlo. Es un deporte de contacto, que necesita que los padres le transmitan seguridad a sus hijos.

¿Cuáles son los buenos hábitos que deben tener los padres?

Para mí el primero es la disciplina, el ejemplo que le estamos transmitiendo y si un chiquito empieza con responsabilidad a hacer BMX, el papá también debe asumir  que va a practicar un deporte. Es asistir a las clases, evitar las excusas. Los niños que se aíslan del deporte es porque los padres comienzan a tener disculpas para no llevarlos a entrenar, porque se cansaron o se aburrieron.

Hay que tener una disciplina constante y una motivación sin presión. Ya luego empiezan a jugar otras cosas como un buen ejemplo en la alimentación.

¿Cuál es el límite de los padres entre ser orientadores y entrenadores?

Son dos tareas muy distintas, el que sabe de bicicross es el entrenador y se le debe dar toda esa responsabilidad. Uno como padre debe estar más pendiente de animar y acompañar sin presionar. Se trata de respetar la posición que tiene el entrenador, simplemente apoyar lo que el entrenador hace, porque también le está enseñando a uno como papá.

¿Hasta qué punto es bueno presionar a un hijo?

No se debe presionar para que gane sino para que haga las cosas bien, con ganas, si llega de último en una carrera, no importa si se la puso toda y mejoró ciertos aspectos, eso es lo que hay que motivar.

¿Recomendaciones para manejar el éxito?

En los hijos el éxito no quiere decir que es el fin que ya terminamos ahí. Si se logra el éxito en una competencia siempre tenemos que mejorar, no creérnoslas de que somos los mejores porque ya ganamos. Siempre habrá gente entrenando para ser el mejor.

Los papás también tienen que esforzarse por seguir siendo mejores,  sencillos y  humildes porque lo que tiene el futuro son retos mayores.

¿Deporte o estudio?

Un deportista crea un buen estudiante. Se empiezan a manejar rutinas, a optimizar los tiempos, que para mí es el éxito de un buen deportista, lo uno debe ir acompañado de lo otro, no se puede independizar sino buscar la forma y los momentos.

Nunca se debe dejar atrás la educación por el deporte,  porque no solo se está formando un deportista sino una persona que sea integral. A los hijos hay que enseñarles a manejar el tiempo para que puedan hacer bien las dos cosas.

¿Es muy costoso apoyar a los hijos para que practiquen BMX?

En un inicio es costoso, estos muchachos son apoyados completamente por los papás, entonces hay que amarrar un poquito el estilo de vida, cambiar unas prioridades de la familia por apoyar el deporte. Es invertir en educación y formación, el bicicross es una actividad completamente formativa.

 

Descubre Mas

Las tácticas en BMX

Juan Felipe Rivera

El BMX Freestyle: un nuevo deporte olímpico

Juan Felipe Rivera

GW Bicicletas y sus atletas brillan como Rockstar en los Panamericanos.

Juan Felipe Rivera

Dejar un comentario

Login

X

Registarsse