• Home
  • Preparación física
  • ¿Has tenido dificultad para calcular distancias o el volumen de las cosas, cuando haces deporte?
Preparación física

¿Has tenido dificultad para calcular distancias o el volumen de las cosas, cuando haces deporte?

Ver en tercera dimensión, un acto obligatorio

“¿Te cuesta verter líquidos en botellas?, ¿te mareas cuando ves una película 3D?, cuando haces deporte, ¿has tenido dificultad para calcular distancias o el volumen de las cosas?, si respondiste a estas preguntas con un sí, es posible que tu visión estereoscópica, la capacidad que tienen nuestros ojos de integrar dos imágenes en una sola, esté fallando”.

Fanny Rivera Pinzón, Especialista en optometría deportiva, Fitvision Optimetría Deportiva. 

Cuando hablamos de visión binocular o estereoscópica, nos referimos a la imagen que cada ojo recibe y que, a través de la vía óptica, llega a la parte occipital del cerebro y es procesada en una imagen tridimensional. Es decir, la acción de tomar lo que cada ojo ve por separado y combinarlo. Los ojos se encargan de recibir el 80% de la información del entorno y es el cerebro quien la procesa en imágenes tridimensionales y la integra con los demás estímulos que recibe el cuerpo, permitiéndonos tomar decisiones de movimiento y alerta.

Hay factores esenciales para establecer si este tipo de visión se está realizando normalmente:

  • La agudeza visual de cada ojo no debe superar más de dos líneas de diferencia, de lo contrario el cerebro percibirá una disparidad muy marcada entre las imágenes y no podrá integrarlas. Escogerá solo la mejor. Cuando esto se presenta, podemos hablar del síndrome de ojo perezoso o ambliopía.
  • Los músculos extraoculares deben permitir que cada ojo esté fijado en el mismo punto al mismo tiempo. Cuando esto no ocurre, tenemos estrabismo.
  • Los defectos de refracción deben estar corregidos y garantizar la mejor visión, ya que si está reducida igual estará la binocularidad.

La falta de visión estereoscópica afecta la vida

En prácticas como el downhill, bicicross, enduro, automovilismo, motociclismo e incluso la importante actividad de conducir por nuestras carreteras y vías citadinas, en el que la velocidad que se alcanza está dada por la destreza de la persona y la capacidad de la máquina de maniobrar ante obstáculos repentinos y obtener el resultado esperado en milisegundos, este defecto visual puede significar un retraso de tres segundos en la respuesta ante una señal, un tiempo exagerado a la hora de prevenir un accidente.

Tener disminución o carecer de visión binocular causa que no podamos ver el volumen de las cosas, determinar la profundidad y el relieve de un terreno o el tamaño y la distancia de un obstáculo cuando vamos a cierta velocidad, en especial en actividades como el ciclismo, el esquí o el patinaje.

Responder oportunamente en un drive en el tenis, o un pase en el fútbol o el voleibol requieren respuestas integradas del deportista, como la fuerza muscular, la capacidad visual y cognitiva, sumadas a habilidades de coordinación. Carecer de la visión en tercera dimensión puede cambiar significativamente los resultados en una competencia.

Un diagnóstico de agudeza visual no es suficiente

Medir la visión estereoscópica y determinar si el resultado es óptimo o no para ejecutar cualquier actividad deportiva, ocupacional o de aprendizaje, es una responsabilidad y compromiso de los especialistas en salud visual. Por ello existen recomendaciones básicas para poner en práctica sin importar la edad, el deporte que se realice o la práctica física que se haga.

  • Examen visual y cognitivo especializado, por lo menos una vez al año.
  • Usar lentes oftálmicos o de contacto adecuados en formulación, filtros, forma, material y con la funcionalidad que la práctica deportiva o laboral requiera.
  • Ante enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión, prestar mucha atención a cambios en la visión de cada ojo, con síntomas como ardor, visión de puntos o parches. Un ejercicio sencillo es enfocar algún objeto y con tu mano tapar suavemente cada ojo por separado y comparar, no debe haber una diferencia marcada.
  • Seguir las indicaciones del especialista en casos de entrenamiento visual y cognitivo para mejorar el desempeño.

Más allá del consultorio, esta función puede entrenarse y mejorar gracias a la plasticidad del cerebro, que puede ser estimulada con ejercicios guiados y disciplina. Este tipo de visión, a veces desconocida, es la que cada persona debería tener normalmente: ser consciente de su importancia, en especial si desarrolla actividades deportivas, de conducción, laborales de precisión o de impacto. Debe convertirse en una prioridad a la hora de hablar de salud.

Descubre Mas

Suplementos que pueden impulsar tu desempeño

Juan Felipe Rivera

Sabes qué tan importante es la hidratación en deportes de largo Aliento

Juan Felipe Rivera

Rutina de recuperación: Foam Roller

Juan Felipe Rivera

Dejar un comentario

Login

X

Registarsse