Mujer Ruta

Paula Ossa Veloza, campeona de la vida

La vida de Paula Ossa Veloza ha transcurrido en el deporte. Inició su carrera deportiva en el patinaje a la corta edad de 7 años, en la que fue tres veces selección Bogotá y logró correr tres veces Interligas con la Selección Bogotá de patinaje de carreras. En el 2009 corrió su último Interligas y no le fue muy bien, en ese momento quiso retirarse del deporte, pero había con ella en el equipo una niña cuyo papá la iba a pasar al ciclismo y ella decidió igual que su compañera, iniciar su carrera en el ciclismo de pista de la mano del entrenador Absalón Rincón, ese mismo año quedó campeona nacional de la velocidad por equipos, de la velocidad pura en los Juegos Deportivos Nacionales. 

Un instante que le cambió la vida 

El 29 de abril de 2014 salió a entrenar, a hacer ruta, y ya de regreso del entrenamiento, venía con la 80 con Boyacá en Bogotá, cuando se encontró un espacio muy pequeño para pasar donde estaba una camioneta y una volqueta, ella sabía que no cabía, a pesar de que el compañero con quién iba le decía que se metiera y ella le insistía que no, él la empujó y su cuerpo chocó contra el espejo de la camioneta y cayó justo debajo de la volqueta que le pasó por encima. La trasladaron inmediatamente al hospital en una ambulancia en un grave estado de salud, su padre vio la escena donde quedó su bicicleta debajo del automotor cuando salió de su oficina que queda justo enfrente del lugar del accidente. 

A Paula la intervinieron quirúrgicamente una vez llegó a la clínica, y el diagnóstico médico le daba solamente dos horas de vida en las condiciones en las que se encontraba, su cadera había quedado casi pulverizada, no le quedó un solo hueso puesto en su lugar. Estando allí en cuidados intensivos ella no reaccionaba, dejaron entrar a su madre y le dijeron que le hablara al oído, que la comunicación con la madre es un lazo muy fuerte y el oído es el último sentido que se pierde. Su madre llena de fe, entró allí y le dijo que le pidiera permiso a Dios para volver que afuera la estaba esperando su familia y si no era así, le pidiera a Dios que le diera muchas fuerzas a ella como madre para poder superar su partida. En ese momento Paula reaccionó levantando su mano, intentaba llevarla a la boca y esa era la señal de vida que los médicos necesitaban, aunque a su mamá le dijeron que no se esperanzara con esa reacción. 

La cirugía que le precedía a ese momento fue la reconstrucción total de su pelvis, en la clínica estuvo alrededor de 15 días y le dieron de alta para evitarle infecciones, pero debía seguir su proceso de recuperación en casa. Su madre siempre estuvo con ella en todo momento.  

Este proceso de rehabilitación para recuperar su movilidad fue extenso, a los 3 meses con la ayuda de un caminador se volvió a parar y a caminar, a los 8 meses estaba de regreso a la pista, montada en su bicicleta. 7 cirugías le precedieron a ese momento, y fue en noviembre de 2015 cuando nuevamente compite en Juegos Nacionales, ganando una medalla de bronce en la velocidad por equipos, acompañada de Angie Rojas. Esta medalla se la regala a su médico Leonardo Pinzón quién le ayudó durante todo ese tiempo en su rehabilitación. 

Un descenso para renacer en los paralímpicos 

Paula tuvo un difícil momento después de competir nuevamente en las pistas, mientras se graduaba de su carrera de administración de empresas sufrió una fuerte depresión que la hizo colgar nuevamente la bicicleta. En 2016 tocó a su puerta el entrenador José Gabriel Castro, seleccionador colombiano de ciclismo paralímpico, quién la convenció de que podía correr en representación de Colombia, efectivamente enviaron los documentos y exámenes médicos al Comité Olímpico Internacional y fue aceptada. 

La primera medalla que obtuvo Paula Ossa como atleta paralímpica fue en Italia en el 2017, medalla que le regaló a su madre por toda la dedicación, amor y entrega que tuvo para su recuperación y que la llevó nuevamente a competir. 

Volvió al podio en el mundial de Paracycling en Río de Janeiro, realizado en marzo de 2018 donde obtuvo medalla de plata en la prueba Scratch 10 kilómetros grado C4-C5, que consiste en recorrer una distancia concreta en el menor tiempo posible. 

Ella a pesar de su accidente, sigue ganando medallas para Colombia en los paralímpicos y representando a nuestro país, ahora competirá en Tokio 2020, donde espera destacarse y seguir conquistando el sueño de seguir siendo una campeona de la vida. 

Si es posible poner esta información en un recuadro: 

Grados de discapacidad: 

La UCI establece en el documento UCI Cycling Regulations  (v.1.02.14) una serie de categorías considerando el grado de discapacidad decreciente de los ciclistas (es decir, el número 1 corresponde a los grupos con el máximo grado de discapacidad), basándose en detallados criterios médicos. 

B: en esta categoría se agrupan los ciclistas con problemas oculares que afectan total o severamente a su visión, de forma que les impiden conducir bicicletas convencionales. Esta dificultad se salva mediante el uso del tándem, guiado por un segundo ciclista (que no puede ser profesional) sin problemas de visión. 

C1-C2-C3-C4-C5: estas cinco categorías engloban deportistas con lesiones (generalmente asimétricas) que afectan a la funcionalidad de piernas (y ocasionalmente brazos) en distintos grados (varios tipos de hemiplejia y de disfunciones motoras, incluyendo diversos grados de amputación de brazos y piernas), pero que sin embargo no les impiden utilizar (en ocasiones con prótesis) bicicletas convencionales ligeramente adaptadas. De forma general, las diferencias más significativas entre los grupos son: 

  • Grado C-1:Máxima discapacidad; atletas con alteraciones severas de la movilidad que para pedalear pueden utilizar solamente una pierna o ambas piernas con prótesis, como: amputados de una pierna (por encima de la rodilla) y de un brazo; de las dos piernas por las rodillas (con uso de prótesis); o con lesiones neurológicas equiparables. 
  • Grado C-2:Deportistas con otras alteraciones severas de la movilidad que implican el uso limitado de una pierna y de un brazo, como: amputados de una pierna por la rodilla y de un brazo por encima del codo; de las dos piernas por debajo de la rodilla y de un brazo por encima del codo; o con lesiones neurológicas equiparables. 
  • Grado C-3:Atletas con alteraciones severas de la funcionalidad de alguna extremidad, como: amputados de una pierna por debajo de la rodilla y de un brazo por encima del codo; de una pierna por la rodilla (con prótesis) y de un brazo por debajo del codo; de una pierna por la rodilla con prótesis; de dos piernas por debajo de la rodilla con dos prótesis; o con lesiones neurológicas equiparables. 
  • Grado C-4:Atletas con alteraciones severas de la funcionalidad de alguna extremidad, como: amputados de una pierna por debajo de la rodilla; de los dos brazos por debajo del codo con prótesis; o con lesiones neurológicas equiparables. 
  • Grado C-5:Atletas con alteraciones severas de la funcionalidad de alguna extremidad, como: amputados de un brazo por encima del codo; de un brazo por debajo del codo con prótesis; de los dedos de las manos; o con lesiones neurológicas equiparables. 

La máxima discapacidad corresponde al Grado C-1, y la menor al Grado C-5. 

Descubre Mas

Lanzamiento 2020: SCOTT Addict RC

Juan Felipe Rivera

Las estelares para Ruta y Gran Fondo

Juan Felipe Rivera

Una mujer apasionada por el gran fondo

Juan Felipe Rivera

Dejar un comentario

Login

X

Registarsse